R A D I O C L U B P R O V I N C I A D E L I M A R I
 
RADIOCLUB PROVINCIA DE LIMARÍ CE2OV
RADIOCLUB PROVINCIA DE LIMARI  
  HOME
  DIRECTORIO Y SOCIOS
  REPETIDORAS
  PAGINA TECNICA
  LINK DE INTERES
  GALERIA DE FOTOS
  LIBRO DE VISITANTES
  CONCURSO ANIVERSARIO
  EXPEDICION AL CERRO PACHINGO
  EMISION 1er BOLETIN FEDERACHI 2009
  VIDEO SUBIDA AL CERRO PACHINGO
  ANIVERSARIO No. 28
  ANIVERSARIO No. 29
  ANIVERSARIO No. 30
  ANIVERSARIO No.33
  HAM RADIO
  MAPA CE
  PARA PRINCIPIANTES
  CONSTRUCCIÓN DE ANTENA G5RV
PAGINA TECNICA

MANUAL DIEXISTA

INTRODUCCION A LA RADIOESCUCHA


Hay personas para quienes la escucha de transmisiones de radio y/o televisión implica solamente la selección de noticias o de música, pero existen quienes han desarrollado una verdadera afición por ello buscando de sintonizar nuevas emisoras, radioemisoras poco potentes o lejanas. Son los llamados diexistas, quienes gustan de explorar las diferentes bandas de radio con sus receptores en busca de las más peculiares transmisiones.

DIEXISTA, DIEXISMO o DX-ISMO:

Estas «extrañas» palabras deriban de la «castellanización» de la fonética inglesa para «DXers» o «DXing», terminos con el que se conoce nuestro pasatiempo y que se origina en la popular abreviatura DX establecida en telegrafía para referirse a una señal que viaja largas distancias y que aún se emplea frecuentemente en el campo de la radio y las telecomunicaciones con el significado de «distante» o «lejano»

Si bien esta afición se extiende a todo el espectro radioeléctrico y no solo a emisoras de radiodifusión sino también a todo tipo de telecomunicaciones: navales, aeronáuticas, radioaficionados, telefonía, satélites, radioteletipo y hasta militares; aún la banda más recomendable para iniciarse en el hobby de la radioescucha y dar los primeros pasos como diexista sigue siendo la Onda Corta y en especial las llamadas «emisoras internacionales» de onda corta como la BBC, Voz de America, Radio Nederland, Deutsche Welle por citar algunas. Por lo que daremos prioridad a esta faceta de la afición. La razón de ello es simple pues la banda de onda corta es la única capaz de garantizar una cobertura mundial por lo cual el diexista puede sintonizar estaciones del otro lado del mundo con un modesto receptor y, además, las emisoras internacionales ofrecen sus programas en varios idiomas para su audiencia mundial por lo que el diexista no necesita conocimientos de idiomas para escuchar estaciones de otro país. Por el otro lado las estaciones de onda corta necesitan constantemente información sobre la recepción de sus emisiones por lo que dedican especial atención a sus oyentes «diexistas».

¿Qué se necesita para ser un diexista?

Pues básicamente solo un receptor y muchas ganas!!!, al principio cualquier receptor que posea la banda que a usted le interese explorar bastara para los primeros pasos. La mejor banda para empezar como dijimos es la de onda corta o SW (según sus siglas en inglés), también puede ser necesario agregar una pequeña antena para incrementar la recepción, un cable de cobre de un par de metros bastara. Luego a medida que sus conocimientos e intereses avancen podrá necesitar construir o adquirir nuevas antenas o receptores.

Los primeros pasos...

Una vez en frente a su equipo explore el dial en busca de alguna emisión interesante, cuando la encuentre tome nota de los detalles de la «cacería radial»: hora, frecuencia, nombre de la estación, calidad y detalles del programa. Esto le servirá para elaborar un «informe de recepción» que le permitirá obtener una confirmación de la escucha: la llamada tarjeta QSL. También puede ser interesante y hasta necesario, si la calidad de recepción es mala o no comprende bien el idioma, grabar la emisión en un cassette. Algunas emisora aceptan estas grabaciones como informes de recepción.

¿Qué son los Informes de Recepción?

Los informes de recepción son reportes que los diexistas envían a las emisoras escuchadas detallándoles la escucha de la mismas, como ya mencione incluyen la fecha, hora, frecuencia, receptor y antenas usados, la calidad de la recepción y detalles sobre el programa escuchado (esto servirá para verificar que realmente escucho la emisión), además de los comentarios personales sobre el contenido de la programación. Una vez elaborado este, debe enviarlo por correo o por e-mal a la emisora. Estos informes son de gran utilidad para las emisoras, sobre todo para las emisoras internacionales, ya que les permiten conocer la calidad de recepción de sus transmisiones en lugares lejanos. Estos informes son verificados por las emisoras que generalmente responden con una carta o tarjeta «QSL», la cual constituye un certificado expedido por la emisora confirmando que usted realmente escucho la transmisión según lo indicado en el informe. La colección de estas «tarjetas QSL», así como los diferentes recuerdos que las emisoras envían a sus oyentes diexistas son el principal incentivo para los mismos y sirven de base para la realización de diferentes concursos diexistas en todo el mundo.

Un pasatiempo enriquecedor

Pero refiriéndonos nuevamente al comienzo, esta afición no encierra la mera captación afanosa de emisoras o la colección de tarjetas de verificación QSL como si se tratara de una fiebre. Considere que la radioescucha comprende dos cosas en el campo de la onda corta: un aspecto es indiscutible, la escucha de la radio para mantenerse al tanto de lo que sucede en el mundo. Para esto sirven los comentarios de actualidad, crónicas y temas diversos que traen, como es lógico, diferentes puntos de vista. Estos le servirán para que Usted mismo forme su propia opinión sobre los diversos acontecimientos mundiales.

El otro aspecto es el de la diversión. En sus ratos de ocio, el pasatiempo del DX será una bienvenida ocupación que combina la aventura de lo desconocido con la cultura y el entretenimiento. No olvide que también le servirá para aumentar el conocimiento de idiomas. Con el tiempo Usted se dará perfecta cuenta de la gran cantidad de experiencias y conocimientos técnicos que gracias a la información recibida a adquirido.

Colabore con las emisoras tanto en el aspecto técnico, enviando reportes de sintonía con el fin de mejorar la escucha, como también en el aspecto programático, haciendo comentarios sobre la programación. De esta forma Usted no será tan solo un diexista caza QSL's, sino un verdadero oyente de radio que sabe comprender y opinar acerca de la programación.

El diexista es, además de un oyente, un hombre clave que puede ayudar y estudiar los problemas de la recepción y transmisión.

No se convierta en un diexista individual ni solitario, por lo tanto comuníquese con sus colegas por vía personal o a través de las asociaciones diexistas que existen en todo el mundo; éstas proporcionan a sus socios: boletines, folletos, impresos... y un gran aliciente en este hobby. En las páginas «clubes y asociaciones DX» y «Links» de está web encontrará una lista de las más importantes y activas asociaciones y clubes diexistas así como de boletines, programas y vínculos a sitios web de interés para el diexista o radioescucha.

Variantes del DX

Si bien podríamos decir que el DX y la radioescucha como pasatiempo deben su existencia a la radiodifusión en Onda Corta; como mencionamos anteriormente, este hobby se extiende a todo el «espectro radioeléctrico», sean servicios de radiodifusión u otros servicios de comunicaciones (utilitarios, radioaficionados, navales, militares, etc.). En mi opinión aquí es donde el hobby se vuelve más interesante, pero es necesario que el diexista o radioescucha que quiera captar nuevas clases de estaciones tenga en cuenta y conozca las peculiaridades de cada servicio o tipo de emisora. Mientras algunas veces se requiere ser más «profesional», como con las estaciones de radioaficionados; en otros casos es necesario un toque de persuasión para obtener una verificación, ya que las emisoras ni siquiera saben de la existencia del hobby.
 

Propagación de las ondas de radio

La razón principal por la que empleamos ondas de radio, hablar, escuchar música, ver televisión o intercambiar información, es que ellas no precisan alambres o dispositivos especiales para llegar a su destino. Otros métodos pueden ser económica o técnicamente imposibles; sería difícil imaginar una comunicación con una estación orbital mediante cables. De manera que una de las propiedades más importantes de las ondas de radio es justamente la manera en que se mueven por nuestro ambiente. No es solo que no requieran cables o tuberías lo que las hace tan útiles, es que no necesitan de absolutamente nada para trasladarse de un lado al otro, ni tan siquiera aire ni tampoco siquiera un "éter". Esto no significa que puedan atravesar cualquier cosa o que puedan llegar exactamente a donde queremos sin más. tienen limitaciones y leyes que establecen su comportamiento, pero las limitaciones son incomparablemente pequeñas respecto de sus capacidades, entonces diremos que:

El conjunto de fenómenos por el cual las ondas de radio pueden viajar de un punto al otro se denomina Propagación. La onda puede moverse por distintos medios (sustancias), encontrar obstáculos y como resultado de ello sufrir cambios de dirección e intensidad muy importantes en el proceso. La propagación de las ondas dependerá de donde surjan y lugar por el que deban viajar hasta alcanzar su destino, pero también dependerá mucho de la frecuencia de las señales. Los mecanismos de propagación de una onda en el espectro de las ondas medias pueden ser tan diferentes de los que se dan en las ondas ultracortas, que prácticamente pueden considerarse distintos.

Las ondas medias empleadas por los receptores comunes de "onda larga", aprovechan una propiedad de las señales en esas longitudes de onda que les permite propagarse superficialmente siguiendo la curvatura de la tierra. Estas señales se denominan "ondas de superficie". Con señales ondas más cortas este mecanismo deja de funcionar, pero felizmente las ondas cortas logran propagarse muy bien aprovechando una propiedad de las capas superiores de la atmósfera terrestre para reflejar ciertas longitudes de onda, lográndose, por este mecanismo, comunicaciones intercontinentales.

Las comunicaciones usuales de la mayoría de los aficionados se realizan en frecuencias elevadas y muy elevadas (HF y VHF). La propagación en FME (VHF) terrestre, casi siempre implica la llegada al receptor de dos señales, un rayo que se propaga en línea recta y otro reflejado en tierra. Ambas alcanzan simultáneamente a la antena receptor y este mecanismo establece las condiciones básicas que rigen este tipo de comunicaciones. Hay otros mecanismos posibles porque las señales pueden alcanzar al receptor habiendo sido reflejadas en objetos existentes en el entorno, por ejemplo edificios. También pueden producirse fenómenos atmosféricos especiales que dan lugar a comunicaciones muy interesantes. En estas frecuencias, es importante que las antenas se encuentren elevadas sobre el terreno para lograr alguna distancia, pero estas comunicaciones se atenúan rápidamente mas allá del horizonte.

En las frecuencias elevadas (FE - HF), conocidas comúnmente como "ondas cortas" por el público en general, los mecanismos de propagación son variados; dependiendo de la distancia a cubrir, algunas veces la señal llega a un destino como se explicó en el párrafo anterior para las VHF (sobre todo en la parte alta del espectro de HF), otras mediante ondas terrestres (a distancias cortas), pero el modo más importante en la historia de la radio resultó del hecho que las ondas pueden reflejarse en capas que están a gran altura en la atmósfera, alcanzando así grandes distancias.
La señal puede viajar, de esta manera, por todo globo terrestre reflejándose varias veces entre el cielo y la superficie terrestre. Esas capas reflectoras se conocen como la ionosfera porque en ella existen cargas eléctricas llamadas iones que hacen posible el proceso de reflexión.

Las condiciones de la ionosfera que  hacen posible la comunicaciones en FE (HF) a grandes distancias están estrechamente relacionadas con las emisiones de energía que provienen del Sol, especialmente por la radiación ultravioleta. La variable más importante está dada por la misma rotación de la tierra que hace que la ionosfera esté expuesta y a la sombra a medida que ella gira. El ángulo de  incidencia de los rayos solares en las distintas latitudes y estaciones del año influirá en la ionización de la capa reflectora. Desde luego que los mismos procesos físicos del Sol producirán sus efectos, a menudo tan dramáticos como la anulación total del mismo fenómeno de la propagación ionosférica, de todos ellos el más importante es el que producen las manchas solares que además no solamente varían con la propia rotación del Sol sino periódicamente en ciclos de once años.

El hecho de que las señales se reflejen en esas capas hace prever que los ángulos con que las ondas llegan a la capa reflectora y adonde serán reflejadas serán de gran importancia del mismo modo que en los movimientos de las bolas en una mesa de billar. Eso hará que haya zonas de silencio que la señal no pueda alcanzar porque la reflexión la ha hecho llegar demasiado cerca o demasiado lejos de esos puntos. Frecuentemente las señales arriban al receptor por varios caminos simultáneamente dando lugar a señales cuya intensidad se refuerza o desvanece más o menos rápidamente con el tiempo (desde fracciones de segundo hasta varios minutos), este fenómeno sucede permanentemente y es conocido como desvanecimiento (fading).
Este mismo fenómeno no solo hace que la señal deje de escucharse sino que puede producir una distorsión que puede hacer ininteligible la comunicación.

Propagación de las ondas

Las ondas de radio pueden recorrer diferentes caminos atravesando diferentes medios antes de alcanzar su destino, al hacerlo están sujetas a distintas condiciones que afectan el modo en que lo hacen. Al conjunto de todos estos fenómenos se los denomina genéricamente propagación.

Sintetizando: llamamos propagación, a secas, al conjunto de mecanismos responsables de que la onda de radio se mueva de un punto a otro.

Conocer esos mecanismos facilita al aficionado predecir aproximadamente las mejores condiciones y horarios para realizar un determinado contacto, hoy existen auxiliares informáticos que son de gran ayuda, aunque la imprevisibilidad, lejos de ser una molestia otorga al aficionado entusiasta un estimulo más para su actividad..

La atmósfera

En el vacío las ondas de radio se mueven relativamente libres de influencias; en general un frente de onda lo hará en línea recta sin sufrir otra alteración que la disminución de su intensidad con la distancia de la fuente. Las estaciones de radio terrestres están sumergidas en un mar de gases donde hay mucha actividad de distinto tipo que varía con la geografía, la altura, la presión, la temperatura, la carga eléctrica, etc. Todos estos factores perturban el movimiento de las ondas de radio modificando su intensidad, dirección, polarización y su integridad. Quien se adentre en el conocimiento de las distintas formas en que se propagan las ondas de radio, de inmediato advertirá que la atmósfera juega un rol preponderante; no es superfluo imaginar los efectos que podría tener la atmósfera de Venus o Júpiter sobre las ondas radiadas por una sonda de investigación para advertir la importancia de este medio en el proceso.

Formas de propagación

No hay una sola manera en que las ondas alcanzan su destino una vez que abandonan su fuente; cómo lo hagan dependerá fundamentalmente de la frecuencia y del medio por el cual deben propagarse. Por ejemplo: una onda de radar puede hacerlo en línea recta hasta alcanzar su objetivo, mientras que una onda de una emisora de onda corta puede recorrer un camino más complicado reflejándose reiteradamente entre la tierra y las capas más altas de la atmósfera. El mejor o peor resultado de una antena depende de la antena en si, del ambiente en el que está instalada y del modo de propagación de la onda. Si el medio en que se propagan fuera totalmente uniforme las ondas se moverían en línea recta, pero las diferencias de características de los mismo (sólidos, líquidos, gases, vacío, conductores, iones, etc.) determinan su comportamiento real (reflexiones, refracciones, difracciones, atenuaciones). 

 

EL CUPÓN DE RESPUESTA, 
MONEDA UNIVERSAL EN EL SERVICIO POSTAL

El Cupón de Respuesta Internacional (CRI) o vale de respuesta como se le ha conocido hasta hace poco en el correo español, nació como una necesidad dentro de la evolución postal. Hace años existían tarjetas postales emitidas con autorización de la Unión Postal Universal que se llamaban de respuesta pagada.

Si uno quería obtener contestación a cualquier asunto escribía una de tales tarjetas postales dobles (aún hay países que las usan en sus servicios postales domésticos), se rellenaba el lado que tendría que volver a nuestras manos con la dirección propia y el reverso quedaba libre para la respuesta de nuestro corresponsal, de esta manera él no tenía que pagar de su bolsillo los gastos de franqueo y podría atender nuestra consulta.

Hacia finales del siglo XIX se creó la UPU (Unión Postal Universal), organismo que acaba de celebrar sus 125 años de existencia. Uno de los rasgos esenciales de la Unión es su carácter de universalidad. El número de sus países miembros, que al comienzo (1874) era de 22, se elevó a 189 al 1º de enero de 1995. La denominación Unión Postal Universal se justifica ampliamente. La Unión asume una tarea esencialmente técnica. Es una de las razones primordiales de su éxito. Otra deriva del objetivo altamente humanitario que persigue: servir al público mejorando sin cesar los métodos de explotación. Por otra parte, la expansión de esta obra no se ha visto obstaculizada por dificultades comparables a aquellas con las que han tropezado otras organizaciones internacionales.



cir1.jpg (25346 bytes)Desde entonces se avanzó mucho en todo lo referente al correo. Se unificaron las tarifas postales, se crearon reglamentos y se universalizó el concepto de la comunicación, fue un gigantesco paso adelante en el mundo de las comunicaciones.

Entonces, por poner un ejemplo, el correo de Cuba llegaba a Nueva York, pero se trataba de una carta cuyo final era una población del Reino Unido, en el puerto neoyorquino se volvía a franquear con sellos americanos –con anterioridad al invento del sello de correo el proceso era aún más complejo– por el respectivo agente reencaminador. Llegando en algunos casos con una gran rapidez a su punto de destino.

El comercio, los viajes, los intercambios de toda índole, van dando lugar a nuevos servicios y los representantes de los diversos países en la sede de la UPU en Berna (Suiza), van logrando acuerdos que permitirán un libre intercambio del correo, si bien en algunos casos se interrumpen los servicios por enfrentamientos políticos o bélicos en muchas ocasiones.

El nacimiento del CRI (Cupón de Respuesta Internacional) llegó en el Congreso de Roma de 1906, desde entonces se fue popularizando, aunque es cierto que subsisten otros cupones en áreas regionales, pero no deberemos de olvidar que la UPU es un organismo mundial. La administración de los cupones fue asignada al bureau internacional, a la oficina internacional de la UPU en Berna, hecho que sigue vigente hasta nuestros días.

En el Congreso de Tokyo se pidió se simplificasen los trámites y las cuentas que el manejo de estos cupones hacen imprescindibles, todo ello canalizado a través del mencionado despacho internacional, aprobación que llegó con la celebración del Congreso de Lausanne celebrado en 1974.

Fue el primero de enero de 1975 cuando se cambió el modelo de cupón siendo su tamaño igual así como el sistema de impresión. Este cambio hizo que un gran número de estos cupones pasarán a los albumes de los coleccionistas y aficionados, con lo que se iniciaba una nueva forma de coleccionismo.

Si bien no hay un nombre concreto para este tipo de coleccionismo, de esta moneda universalmente aceptada por el servicio postal, para pagar el saldo que tenemos en contra, su interés entre los aficionados a la Filatelia va cada día en aumento, siendo las posibilidades de su matasellado previo, el más cotizado para los que buscan engrosar sus albures.

Ese aumento de utilización es también notorio entre los usuarios de la posta para múltiples canjes. Entre éstos los radioaficionados son sin duda uno de sus principales valedores en el intercambio de las confirmaciones de contactos.

Buena muestra de ello es el que tras un anuncio en la Revista Radioaficionados ofreciendo un buen número de ellos en la edición del mes siguiente venía una nota participando su total agotamiento. Las ventanillas de Correos y Telégrafos nos dispensan estos ejemplares, que tienen por delante en esta época cibernética su horizonte.



CE2OV - OVALLE  
   
Facebook botón-like  
   
Publicidad  
   
EL TIEMPO EN OVALLE  
   
VISITANTES  
   
 
 
 
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=
GRACIAS POR VISITARNOS